aguas residuales

Todas las aguas superficiales del sistema hídrico de Barranquilla, el rio Magdalena, la Ciénaga de Mallorquín, el sistema de caños orientales y los arroyos son objeto de contaminación hídrica como vertederos de aguas residuales sin procesar y de residuos sólidos por parte de particulares. Se ha disminuido levemente el impacto ambiental, principalmente sobre la ciénaga de Mallorquín, con la construcción de lagunas de oxidación y la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) El Pueblo. El volumen de aguas residuales domésticas en la ciudad es de 345.677.7 m3/día, de los cuales el 15 % (51.770 m3/día) es llevada a sistemas de tratamiento del Pueblito. Los efectos adversos para las comunidades y la cuenca en general es similar a lo que ocurre con los desechos sólidos, es decir, el tratamiento de estas aguas residuales no ha alcanzado el nivel que se debería tener.- El consumo de agua sin hervir o ser pasada por filtros caseros de agua, pueden ocasionar algunas enfermedades (no graves) asociadas a este fenómeno.