INTRODUCCIÓN A LA CUENCA HIDROGRÁFICA:

Barranquilla es una ciudad colombiana, capital del departamento del Atlántico. En 1993 fue erigida constitucionalmente en distrito especial, industrial y portuario. Está ubicada al norte del país, en la Costa Caribe colombiana, sobre la margen occidental del río Magdalena, a 7,5 km de su desembocadura en el mar Caribe. Posee uno de los puertos marítimos y fluviales más importantes y activos de Colombia; además, se constituye en un importante centro comercial, industrial, cultural y universitario de la Región Caribe.

La población de Barranquilla es de 1.148.506 personas, lo que la convierte en la cuarta ciudad más poblada del país después de Bogotá, Medellín y Cali. La ciudad es el núcleo del Área Metropolitana de Barranquilla, la cual está conformada por los municipios de Soledad, Galapa, Malambo y Puerto Colombia. El área metropolitana alberga a 1.762.143 habitantes, ocupando también la cuarta posición entre las conurbaciones del país. Como capital del departamento, Barranquilla es sede de la Gobernación del Atlántico, de la Asamblea Departamental y del Tribunal Superior del Atlántico, máximo órgano judicial del departamento

La ciudad está localizada en el vértice nororiental del departamento del Atlántico, sobre la orilla occidental del río Magdalena, a 7,5 km de su desembocadura en el mar Caribe.

Barranquilla se encuentra a una latitud 10º 59′ 16″ al norte de la línea ecuatorial y una longitud de 74º 47′ 20″ al occidente de Greenwich, tomando como referencia la plaza de la Paz, punto cero de la ciudad.

El área urbana está edificada sobre un plano ligeramente inclinado cuyas alturas extremas, según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, son 4 msnm al oriente y 98 metros al occidente, sobre el nivel del mar. Otras fuentes señalan alturas accidentales en las lomas, hasta de 120 metros fuera de la ciudad.

Políticamente, Barranquilla limita al oriente con el departamento del Magdalena (de por medio el río Magdalena), al norte con el municipio de Puerto Colombia y con el Mar Caribe (predios de la ciénaga de Mallorquín, tajamar occidental y Puerto Mocho), al occidente con los municipios de Puerto Colombia, Galapa y Tubará y al sur con el municipio de Soledad.

Noroeste: Puerto Colombia Norte: Ciénaga de Mallorquín, mar Caribe Noreste: Río Magdalena, Isla de Salamanca
Oeste: Puerto Colombia, Tubará, Galapa Este: Río Magdalena, Isla de Salamanca
Suroeste: Galapa Sur: Soledad Sureste: Soledad, Río Magdalena

La composición geológica de la región es del período Terciario Superior (Mioceno y Plioceno) en las lomas o colinas occidentales y del Cuaternario (Pleistoceno y Holoceno) en las partes más planas, como la suela del río. Según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, los materiales cuaternarios son de origen aluvial, lacustre, fluviolacustre, marino y eólico. Ocupan en general orillas, diques, terrazas, valles, estrechos, pequeños abanicos aluviales, cubetas, rebordes de ciénagas, pantanos, playones y lomas. Los materiales del Terciario (Mioceno y Plioceno) están en las colinas occidentales, y se presentan en forma de pendientes variadas.

El programa Waterkeeper Bocas de Ceniza, cuenta con licencia que lo acredita como miembro de la alianza Waterkeeper® desde el mes de Agosto del 2010, tiene su sede en la ciudad de Barranquilla, capital del Departamento del Atlántico de la República de Colombia y su nombre “BOCAS DE CENIZA Waterkeeper®”, hace alusión a la desembocadura del Río Magdalena en el Mar Caribe.   Bocas de Ceniza debe su nombre al color cenizo que toman las aguas del océano al recibir las aguas contaminadas del río Magdalena. Bocas de Ceniza fue descubierta por Rodrigo de Bastidas en 1501.

En Bocas de Ceniza se construyó una de las más grandes obras de ingeniería del país. La desembocadura fue modificada y extendida hacia el mar por medio de muros de contención que permiten mantener un calado necesario para el ingreso de buques de gran tamaño. Un puerto multipropósito de poco más de 200 hectáreas de extensión apoya el comercio exterior del país.  Es el más importante de la región Caribe con capacidad para contenedores, graneles y carga general.

La Sociedad Portuaria de Barranquilla tiene la concesión del terminal marítimo por aprobación de la Ley de Puertos de la Constitución Política de 1991.   El acceso al puerto se hace por el canal navegable de las Bocas de Ceniza, pero que requiere de un mantenimiento permanente que consiste en el dragado de los sedimentos para asegurar la navegabilidad del canal. Es por esto que en 1936 se construyeron muros de contención que eliminan la barra natural y aseguran la navegabilidad del canal. En los años 90 se construyó un dique direccional y, para el control de sedimentos, la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla adquirió en concesión la draga «La Arenosa», la cual operó bajo contrato con el gobierno, garantizando el calado operacional del canal navegable del Puerto de Barranquilla, punto de asiento de los terminales privados y públicos de la ciudad.-

Los trabajos, toda una proeza de la ingeniería hidráulica, consistieron en construir dos muros de roca, uno en cada margen del río, a manera de prolongación de las riberas, pero reduciendo al mismo tiempo su boca. De esta manera se logra el efecto hidráulico de acelerar la velocidad de la corriente, la cual propulsiona violentamente la barra (banco de arena y sedimentos que se forma en la desembocadura de un río) hacia el mar, destaponando la desembocadura y permitiendo así la entrada de los buques por el río hasta la propia ciudad y otras poblaciones ribereñas.

 

No obstante la construcción de estos muros, era  preciso dragar periódicamente la desembocadura del río para eliminar la sedimentación que impedía el ingreso de buques de gran calado al puerto; problema que todavía se presenta, aunque en menor escala, lo que se logró después de la terminación de las obras (2009), que permiten que el acceso al canal navegable del rio Magdalena por Bocas de Ceniza, tenga 40 pies.-

 

El delta del río Magdalena es uno de los ecosistemas más importantes del Caribe colombiano. Contiene una multitud de grandes masas y pequeñas aguas costeras, extendidas a ambos lados de la desembocadura con una característica común: la de ser interfase entre las aguas continentales y las marinas, jugando un definitivo papel en la productividad de las regiones tropicales costeras al servir como refugio y criadero a innumerables especies marinas y propias de estos medios, que son explotadas económicamente por el hombre, como también son poseedoras de una gran variedad biológica que sustentan la red trófica de la vida tanto marina como terrestre costera. Dentro de dicho sistema se encuentran la Ciénaga de Mallorquín y el Parque Nacional Isla de Salamanca. En esta región, hay muchas especies faunísticas que se encuentran en peligro de extinción, como por ejemplo el Bocachico (Prochilodus magdalenae) especie endémica de Colombia y el Manatí.-

El desarrollo portuario que se implemente y consolide en Barranquilla y el Atlántico en general, tiene que ser compatible con la protección del medio ambiente.  Desafortunadamente en la actualidad se registra un desorden en el licenciamiento de proyectos portuarios, con una advertencia acerca de que la proliferación de pequeños puertos privados puede terminar destrozando el medio ambiente, como  en la ciénaga de Mallorquín, sumando el hecho que el Plan de Ordenamiento no se está cumpliendo y por ello hay que actuar para detener la destrucción de este entorno ambiental.  El Plan de Ordenamiento Ambiental en la zona portuaria de la ciudad, debe cumplirse a cabalidad.